Situémonos en Estados Unidos y conozcamos a una mujer: Sonora Smart Dodd, nacida en Jenny Lind, condado de Sebastian, Arkansas, hija de William Jackson Smart y Ellen Victoria Cheek Smart.

Cuando Sonora cumple 16 años, su madre fallece dando a luz a su sexto hijo, circunstancia que la obliga, siendo la única hija del matrimonio, a ayudar a su padre a criar al resto de sus hermanos.

Un día, el Día de la Madre en el año 1909 para ser más exactos, durante la celebración de una homilía, se le ocurrió celebrar el Día del Padre. En primera instancia, propuso el 5 de junio, fecha del cumpleaños de su padre, aunque la elección de la fecha no se arraigó como ella esperaba.

A pesar de este infructuoso comienzo, la idea de instituir el Día del Padre fue progresando y ganando aceptación entre la población estadounidense y, en 1924, el entonces presidente de los Estados Unidos, Calvin Coolidge, apoyó la idea de establecer un Día Nacional del Padre. En 1966, el presidente Lyndon Johnson firmó una declaración para instituir el tercer domingo de junio como el Día del Padre.

A pesar de las primeras adversidades, la celebración del Día del Padre se extendió a gran velocidad por América Latina, Europa, África y Asia, proclamándose como una manera de homenajear y reconocer el esfuerzo de los padres en la educación de sus hijos.

El Día del Padre en España se celebra todos los años el 19 de marzo, día de San José. En 1948, Manuela Vicente Ferrero, conocida por su seudónimo literario "Nely", y maestra en la Dehesa de la Villa, decidió celebrar en su escuela una jornada festiva para agasajar a los padres de sus alumnos.

Durante la celebración del Día del Padre, las familias se reúnen para conmemorar a sus progenitores y obsequiarles con regalos, aunque lo más importante, es reunir a la familia y mostrarse el aprecio que todos se merecen.

Eduardo, CTO de Sol Marzellier Traductores.